Make your own free website on Tripod.com
Revista Digital Cristiana Evangélica de enseñanza y estudio para el pueblo del Señor Jesucristo
Home Ministerios
"Examinadlo todo; retened lo bueno" 1ª Tesalonicenses 5:21
 

"Examinadlo todo", es una de las exhortaciones que hizo Pablo a los hermanos de Tesalónica en su primera carta; la Biblia es la única fuente de autoridad divina como Palabra de Dios para el verdadero creyente pero en aquellos días no estaba completo el canon de las Sagradas Escrituras, examinar todo lo que dijera ser Palabra de Dios no era una recomendación, era una necesidad, Pablo sabía los peligros que corrían los creyentes en aquellos días cuando la cizaña de los falsos creyentes comenzaba a meterse en la iglesia (Hch 20:29-30), hoy día aunque tenemos la Biblia completa y con una disponibilidad abundante en nuestro idioma no es raro ver a tantos creyentes consultando inmensas cantidades de material escrito sobre el contenido de la Biblia, por eso esta exhortación del apóstol llega hasta nuestros días con la misma intensidad y firmeza.

Parece que en aquellos tiempos (en los cuales era tan difícil conseguir una copia de las Sagradas Escrituras) era cuando más se retenía de ella (Ap 3:8). Hoy día disfrutamos de la Biblia completa pero la estudiamos con menos: con menos tiempo, con menos calidad y con menosprecio.

Estamos en tiempos como los del joven Samuel, cuando "la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días" (1ª Sam 3:1) y de finales de los Jueces cuando "cada uno hacía lo que bien le parecía", pues gran cantidad de literatura sin un verdadero fundamento bíblico se está vendiendo en las librerías cristianas, la literatura cristiana se ha convertido en cosa secular que puede ocupar un estante más de las librerías y tiendas, hay cada vez menos Biblias de verdad y cada vez más Bilbias acorde a los gustos de cada quien: la del niño, de la niña, del adolescente, del joven, de la joven, del hombre o de la mujer, Biblia de los quince años, de la tercera edad... ¿Acaso la Biblia no es la misma? ¿No es una sola la Escritura inspirada por Dios? Tememos decir que el evangelio se está comercializando y no expandiendose; vulgarizandose y no popularizandose.

Muchos creyentes están dejando a un lado el estudio de la Biblia como fuente principal para avocarse a la lectura de esa literatura, que no es más que veneno satánico de metafísica, autoayuda y "crecimiento económico", presentado en forma de comentarios, diccionarios, enciclopedias y libros de "reconocidos y afamados hombres y mujeres espirituales", son hombres y mujeres que "habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios," (Romanos 1:21-22) se pasan más tiempo en la lectura de estos productos elaborados que en la lectura de la Biblia; no es que estemos desdeñando todos los escritos (ya que hay algunos de verdadero contenido basado en la Biblia y con verdadera autoridad espiritual), sino que estamos en los tiempos que comienzan a asomar las falsas doctrinas y fábulas engañosas (2 Tim 4:3-4) que solo traen la ruina espiritual.

Es a esto lo que creemos se refiere el apóstol, la Biblia siempre nos ha de enseñar algo bueno porque es el instrumento dado por Dios para hacer "que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra." (2ª Tim 3:16-17), hoy en día a esos escritos que dicen ser "derivados" de la Biblia debemos examinarlos todo y "retened lo bueno".

La frase "Examinadlo todo", no es una cosa vana y superficial, requiere un minucioso y concienzudo exámen de lo que se esta leyendo, cotejar si está conforme o no con la Palabra de Dios, no es detenernos y pensar "oh, que palabras tan bonitas" y "¡Cuánto me gusta lo que está escrito aquí!", se trata de evaluar un contenido y Biblia en mano (y en nuestra mente y corazón) escudriñar si lo que estamos leyendo está conforme a lo que dice Dios en su palabra. No creemos que está de más decir que examinarlo todo no significa perder el tiempo en cosas vanas o filosofías huecas que no son de provecho y crecimiento espiritual del creyente sino para división y contiendas (1ª Tim 1:3-4; 2ª Tim 2:15-16, 23). Debemos saber desde un principio qué es y qué no es el verdadero alimento del alma.

"Retened lo bueno", implica una diferenciación de lo que es bueno o malo en contraste con la Palabra de Dios y la única forma de saber que está de acuerdo con la voluntad de Dios es conociendole a él a través de la Biblia, Pablo le encomendó a Timoteo ocuparse en la lectura (1ª Timoteo 4:13) y luego le reconoce el provecho de su aprendizaje de la Palabra de Dios (2ª Timoteo 3:14-17); en un banco no le enseñan al cajero a reconocer los billetes falsos, las técnicas de falsificación siempre cambian y siempre hay falsificaciones nuevas, a un cajero le enseñan a reconocer un billete verdadero, de modo que cuando vea algo diferente en un billete, sabrá reconocer que es falso porque conoce muy bien los verdaderos. Así es el creyente: mientras más tiempo pasemos en lectura bíblica y oración más conoceremos la voluntad de Aquel "que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre" (Ap 1:5) y reconoceremos las enseñanzas buenas de las malas, pero recordemos que esto. requiere objetividad y responsabilidad delante del Señor, de que aunque el contenido nos hiera o toque alguna fibra de nuestra condición carnal, tenemos que retenerlo porque el Señor nos está hablando a través de eso.

También hay que reconocer que este versículo es inseparable del siguiente "Absteneos de toda especie de mal" (1 Tes 5:22), nuestra examen de todo debe estar alejado de toda especie de mal, por muy sútil que sea, debemos reconocer que "el misterio de la iniquidad" ya está presente (2ª Tes 2:7) y acechándonos, por lo que debemos ser cuidadosos.

Para colaborar en este sentido, esta página intenta ofrecer un contenido que consideramos doctrinalmente acorde a las enseñanzas bíblicas en medio de un mundo "cristiano" cada vez más alejado de la Palabra de Dios, y cada vez más cerca del "dios de este siglo". Sabemos que ni todo el contenido de este sitio ni la gran cantidad de literatura cristiana editada en estos 21 siglos sustituye en ninguna manera el incalculable valor de contenido de la Biblia, simplemente por el hecho de ser ésta la PALABRA DE DIOS. Contra esto no podemos competir pero esperamos ser de ayuda para el estudio maravilloso de la Palabra de Dios.

Aunque nos esforzamos en transmitir un contenido con basamento bíblico y sin ligereza de ningún sentido, como humanos no escapamos a la posibilidad de algún error o equivocación, por eso agradecemos la interactividad de nuestros visitantes y estamos abiertos a comentarios y correcciones que tengan un amplio fundamento bíblico, a través de nuestros emails.

Esperando que este propósito en el Señor sea de provecho en todos los sentidos para su pueblo y sea para la honra y gloria de Nuestro Señor Jesucristo. Se despide. El equipo de Retened lo bueno.

 

 
Webmaster: David Alexander Garrido Michalczuk. dgarridom@yahoo.com