Make your own free website on Tripod.com

¿Salario o Regalo?


Imagínese que llega el momento en que Ud. va a cobrar su salario, y que el patrono le dice "toma, aquí tienes un regalo", y que a la siguiente semana le dice "esta vez no le puedo regalar nada, venga la otra semana!" De seguro Ud. le reclarmaría diciendole que su salario no es ningún regalo, que Ud. trabajó por él y lo merece, y que él no puede dejar de dárselo.

Y es que hay grandes diferencias entre salario y regalo. El salario lo recibimos como producto de nuestro trabajo, un regalo no nos cuesta nada; el salario lo recibimos sabieno que lo merecemos, el regalo lo recibimos si queremos. El patrono está obligado a darnos el salario, quien nos regala algo lo hace voluntariamente.

Si alguien quiere darle un regalo, ¿qué hace Ud. para que sea suyo? Simplemente tomarlo y dar las gracias, y ya puede decir, "es mío".

Esto mismo ocurre en la parte espiritual. Dios tiene un salario para nosotros, pero tambien un regalo. Y en este caso, el regalo es mucho mejor que el salario.

Dice en Romanos 6:23 "porque la paga (o el salario) del pecado es la muerte, mas la dádiva (el regalo) de Diso es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro".

¿Se da cuenta? La Biblia, la palabra de Dios, dice que todos somos pecadores, que no hay nadie que no haya pecado, y que por lo tanto el salario de nuestro pecado es la muerte, la condenación eterna, destituídos de la gloria de Dios.

Esto es lo que nosotros merecemos delante de Dios por haber pecado, y no tenemos derecho a reclarmarle diciéndole que no somos tan malos como para merecer la condenación eterna, ya que al decir, "pecado" se refiere desde los grandes delitos (homicidios, robos) pasando por deviaciones morales que hoy se consideran "normales" (fornicación, homosexualidad, pornografía) y hasta actos que otros puedan decir que no tienen importancia (mentiras, malos pensamientos, odios, desobediencia). Claro que esta no es una lista completa de pecados, pero puede servir para mostrarnos que todos, de una u otra manera, hemos pecado ante Dios, por lo que nuestro salario, lo que merecemos por esto, es la muerte eterna en la condenación.

Pero gracias al Señor que no todo termina allí, Dios tiene un regalo, algo que no merecemos, que no nos cuesta nada, que él nos da voluntariamente, y que es nuestro si lo recibimos. Ese regalo es más valioso que cualquier cosa que usted haya recibido antes, no se puede comparar con nada más: "vida eterna en Cristo Jesús." Que diferencia ¡Nuestro salario es muerte, pero podemos tener el regalo de la vida eterna! Ud. sabe que un regalo no cuesta nada al que lo recibe, pero el que lo da tuvo que pagar algo por ello. Así que el regalo que Dios nos ofrece le costó a él un alto precio: dar a su Hijo eterno, el Señor Jesucristo a morir en la cruz por amor a Ud. y a mí.

Piense en lo que costó ese regalo, el Señor Jesucristo, clavado en la cruz, después de haber sido torturado por los soldados romanos, adandonado por sus discípulos, desamparado en la cruz; allí murió él, para que nosotros pudiéramos escapar de ese salario que nos espera si no creemos en él.

Dios tiene el regalo de la vida eterna disponible para Ud., él ya pagó el atlo precio de la muerte del Señor en la cruz; pero nunca podrá ser suyo hasta que no esté dispuesto a recibirlo, aceptando primeramente que es un pecador, pero que está dispuesto a dejar el pecado y creer en el Señor como su Salvador.

¡Que desagradable es cuando alguien nos rechaza un regalo! Después de haber pensado en esa persona y ofrecerle algo, ver como desprecia lo ofrecido, es algo triste; así se siente Dios cuando alguien rechaza lo que él le ofrece. Ojalá que Ud. no desprecié este regalo, acepte la salvación que Dios le ofrece, creyendo en el Señor Jesucristo como su salvador; si no acepta el regalo, tendrá que recibir su salario de muerte y condenación eterna.

Willians Alcalá

Tomado de La Voz en el Desierto, Nº367 Volumen 2, Año 2002. Publicaciòn de la Asamblea que se congrega en el nombre del Señor Jesucristo en la Av.Ppal. del Cementerio, Caracas, Venezuela. Nota Aclaratoria: las imagenes son agregadas por el webmaster, no vienen en el artículo original.